Quizá deberíamos dejar de planear, y empezar a volar un rato

Te prometo un siempre.

Mi vida era como una noche sin luna antes de encontrarte, muy oscura, pero al menos había estrellas, puntos de luz y motivaciones... Y entonces tú cruzaste mi cielo como un meteoro. De pronto, se encendió todo, todo estuvo lleno de brillantez y belleza. Cuando tú te fuiste, cuando el meteoro desapareció por el horizonte, todo se volvió negro. No había cambiado nada, pero mis ojos habían quedado cegados por la luz. Ya no podía ver las estrellas. Y nada tenía sentido
.

jueves, 28 de julio de 2016

Fuuck.

Hay gente que dice que no antes si quiera de escuchar la pregunta. Hay gente que se queja por no encontrar lo que quiere cuando en realidad ni si quiera lo busca. Hay gente que en vez de decir lo siento prefiere buscarse excusas y hay gente que en lugar de reconocer que no sabe prefiere aparentar que no está en la duda. Tu no tienes entiendes por qué son así, pero son así. La verdad es testaruda y da igual lo bien que argumentes lo improductiva que es su postura porque hay gente a la que le da igual, hay gente que simplemente no escucha. El problema es de ellos, pero al final tu eres el que se frustra, es como.. ¿Pero no te das cuenta de que es mejor para ti? Abre tu mente hombre, disfruta! Pero que va. Hay gente que solo busca bulla, que refunfuña, que mira  mal, que piensa frío, que habla basura
Pues allá ellos con sus penurias. Pero tú, no les des el gusto de amargarte, porque claramente la carencia es suya.
Sé feliz con lo que tienes, porque nunca sabes donde estará tu princesa.

miércoles, 11 de mayo de 2016

23.

Normalmente no te digo todo lo que pienso porque resultaría pesada de lo empalagosos que son mis pensamientos. Pero hoy tengo licencia para hacerlo, porque es tu cumple. Y estoy muy muy contenta de poder pasarlo a tu lado. Te mereces todo lo que puedo y lo que no puedo darte, pero cada momento de mi vida intento que seas feliz conmigo, porque cada sonrisa que sale de tu boca es... Es como tener alas en vez de pies para poder volar. Ojalá pueda pasar a tu lado todos los cumpleaños que te quedan.
Y que me encanta despertar abrazada a ti, y poder ser yo misma contigo. Joder, que suerte tengo de poder tenerte.
Y finalmente gracias. Gracias por aguantarme, por consentirme, por quererme, por escucharme. Gracias por todo mi zorrete. 
Muchas muchas muchas Felicidades, que lo pases super bien hoy y siempre. Te amo tonto y te amo, tonto.

sábado, 20 de febrero de 2016

lunes, 15 de febrero de 2016

Arte para enfermos.

Hoy, tras años preguntándome seriamente por qué no existirá la poligamia, he encontrado una respuesta. Y es que me he preguntado a mi misma, en el auge de mi insomnio, que más podría pedir ahora mismo a la vida para ser feliz. Y me he dado cuenta, de que no quiero nada más. De que soy feliz, y lo soy contigo. Que no quiero a nadie más si no eres tú. Que me completas de todas las formas posibles. Ningún cuerpo puede encajar mejor que el tuyo con el mío cuando duerme. Ninguna mano es capaz de hacerme sentir escalofríos cuando me acaricia el pelo y se enreda en mi melena. Nadie conseguirá de mi las sonrisas que tu consigues, ni logrará que me sienta cómoda con otra persona en una cama de 90.
Hoy, me he dado cuenta de que oír la lluvia precipitarse contra el cristal de la ventana mientras me refugio en tu calor es una de las mejores sensaciones que hay. También me he dado cuenta de que sé cuando estás o no durmiendo por cómo respiras, y me sorprendo de todas formas a mi misma besando tus cálidos labios a riesgo de despertarte, pero es realmente inevitable mirarte y no querer tenerte.
Cada día que paso a tu lado me doy cuenta de que me completas, y que tu mano encaja perfectamente con la mía, que tu pecho tiene un hueco para mí, y que nuestros labios en realidad tan sólo son uno. 

Que eres casa, pequeño, y besarte para mi es un arte.
Sé feliz con lo que tienes, porque nunca sabes donde estará tu princesa.

martes, 5 de enero de 2016

Aunque sea de espaldas.

Alguna vez habéis dormido con alguien en una cama de 90cm, y os han sobrado 30? Eso, es amor.
Y aquí tengo yo al mío, durmiendo como un ángel de espaldas. Ni el mismísimo Miguel Ángel hubiera sabido plasmar tal belleza en una obra de arte. Me pasaría toda la vida sin pegar ojo sólo por verle dormir, aunque fuera de espaldas. Me dan ganas de abrazarlo pero se con certeza que lo despertaría de la fuerza de mi cuerpo contra su espalda. 
Y de repente se da la vuelta, y se queda mirándome, aún con los ojos cerrados. Y no puedo evitar acercarme y darle el beso más dulce que puedo en la mejilla, e instintivamente sonríe, me abraza y me tomo la libertad de apoyar mi cabeza en su pecho. Con su brazo rodea mi espalda desnuda y me tapa con las mantas para que no tenga frío. Cuando consigo reunir fuerzas para apartarme y dejar que retome su sueño, abre los ojos y me mira, con esa mirada tan tierna y esa sonrisa que envidian los dioses. Y me agarra la mano y yo no puedo parar de sonreír de la suerte que tengo por tenerle a mi lado. 
Y es entonces cuando me doy cuenta de que no me importaría pasar así el resto de mi vida. Aunque sea de espaldas.
Sé feliz con lo que tienes, porque nunca sabes donde estará tu princesa.

jueves, 31 de diciembre de 2015

GRACIAS.



Otra vez acaba el año. 
Ya es costumbre que me pase por aquí para desearos que el que entra sea un buen año para vosotros, y también para hacer balance un poco de lo que ha sido este 2015. Pero la verdad es que en este tiempo han pasado tantas, tantísimas cosas, que hacer balance entre bueno y malo este año sería un poco extraño. Así que hoy me paso por aquí para deciros que este es mi último post del año, y solamente quería daros las gracias.
Gracias a mi familia, por apoyarme siempre, y especialmente a mis hermanas por darme esos sobrinos que son lo que más quiero y el mejor regalo que una hermana pueda recibir. 
A mis amigos, tanto los que llevan años conmigo como los que conseguí a lo largo de estos últimos 365 días que no olvidaré nunca, también a los que se fueron, porque me hicieron entender todo lo que hay que apreciar las pequeñas cosas en este mundo y valorar cada segundo, que aunque sea uno menos también es uno más junto a las personas que quieres. 
Gracias a los que me odian o me envidian, a los que piensan que no soy capaz, porque al fin y al cabo si nadie se molesta con lo que has dicho es que no has dicho nada, y realmente sigo aquí, haciendo lo que me gusta, por mi. Gracias a mi chico, que me ha hecho ver y sentir miles de cosas en el poco tiempo que llevamos juntos y me complementa a la perfección. 
Gracias a mis profesores, que aún sin que me den clase no paro de aprender de ellos, porque realmente son una especie fantástica. Gracias por ser como sois. No tengo ni idea de como hacéis todos vosotros para aguantarme, entenderme y sobretodo quererme tan bien como lo hacéis y tal y cómo soy yo. Gracias a todos los que hacen sonreír, por todo lo que me dais.
Gracias a los buenos momentos, pero también a los malos porque después me hacen ver y valorar mejor las cosas y cada segundo de felicidad que tengo con la gente que quiero y que invierte un poco de tiempo para mi. Gracias a mi estupidez, que con mis tonterías espero haber sacado  en estos últimos meses aunque fuera una sonrisa en el semblante de los que quiero, y eso no tiene precio.
Gracias a todas las noches que me han hecho pensar que los sueños que tengas no se van a cumplir solos, que la meta en la vida de uno tendría que ser ser feliz, sin molestar a los demás. Gracias al teatro que forma una parte fundamental en lo que soy, que me ha hecho conocer a personas fantásticas y aprender millones de cosas nuevas, que me hace sentir y querer más a la vida.
Gracias.
Gracias a todos los que este año en mayor o menor medida han formado parte de mi y de mi vida.
Gracias por todo, y adiós 2015... 
Y bienvenido 2016, porque espero grandes cosas de ti, igual que tu de mi.
Feliz año chicos!

Sé feliz con lo que tienes, porque nunca sabes dónde estará tu princesa.

lunes, 30 de noviembre de 2015

Una de tiempo, por favor.

Llega un momento en la vida en el que de verdad te planteas que hacer con tu tiempo. Y siempre piensas que tienes tiempo de sobra, hasta que te das cuenta de que es mentira. De que de repente han pasado varios años de tu vida y ni si quiera te has dado cuenta, no tienes ni idea de como ha sido esto. Y esto lo digo yo que "solo" tengo 19 años y no quiero ni pensar como lo ve una persona de mayor edad. Ahora párate y pregúntate a ti mismo en que invertiste tu tiempo. Si te valió la pena. Y no sólo pienses en qué lo invertiste, si no con quién. Piensa que cuando estás con una persona o estás simplemente hablando con ella, le estás cediendo lo más valioso que tienes. Lo único que sin duda nunca vas a poder recuperar.
Y piensa bien, esas personas a las que les estás cediendo tu tiempo, realmente lo merecen? Quizá algunas no. Pero aún así lo intentas. aunque sepas que no va a tener un resultado positivo, intentas que merezcan tu tiempo. Que lo aprecien. Y no te das cuenta de que esto sólo lo haces invirtiendo más tiempo en algo sin solución. 
Después están esas personas que no saben repartir su tiempo entre todas las personas que quieren. Y me incluyo. Hay ocasiones en las que a veces estoy desaparecida para mucha gente que no debería estarlo. Pero y qué le hago.
La vida. nos guste o no, lo pensemos o no, es una constante cuenta atrás en el tiempo. Cada vez tienes menos. Y cuando te das cuenta de todas esas cosas que querías haber hecho y no has podido, duele. Así que seguid vuestros sueños ahora que podáis, porque llegará un momento en el que se esfumen en el silencio de un suspiro.
Sé feliz con lo que tienes, porque nunca sabes donde estará tu princesa.

lunes, 9 de noviembre de 2015

Estamos locos.

A menudo, muy a menudo, muchas personas tienden a decirme que estoy loca. Y la mayoría de ellas me lo dicen con una sonrisa en la cara porque verdaderamente las mejores personas, al menos para mi, son las que están como cabras. Porque realmente se toman, bueno, nos tomamos la vida de otra manera. A muchos los llaman locos por cambiar de aires, o por tomar decisiones premeditadas, o quizá por no pensar las cosas lo suficiente. Yo creo que la vida no tiene tanto tiempo como para poder pararte a pensar suficientemente todas las cosas que vas a hacer, no harías prácticamente más que sobrevivir, y yo creo que la vida está para vivirla.
A otros muchos, los llaman locos por sentir. Porque los que sienten con mucha fuerza son los que menos piensan las cosas, toman decisiones con el corazón y realmente son los que creo que tienen más posibilidades de ser felices en esta vida, tampoco va a ser todo pensar. La gente que tiene que pensar si quiere o no quiere a una persona, en mi opinión es que realmente no la quiere. Son cosas que sientes, que sabes, no que piensas.
Y así poco a poco te das cuenta de que sí, estamos locos. Pero los peores son ellos, que están cuerdos y lo admiten. Y no solamente lo aceptan si no que también se sienten orgullosos de ello. Y que queréis que os diga, si ser locos significa querer tanto a una persona como para no poder pensar, o hacer todo lo posible por ser felices, pues chicos yo creo que lo mejor en esta vida es estar locos. 
Por cierto Se acerca Navidad.
Y ahora más que nunca, sé feliz con lo que tienes, porque nunca sabes donde estará tu princesa.

sábado, 24 de octubre de 2015

Kiss the rain.

Hoy ante el persistente insomnio que viene a mi cama en las últimas madrugadas, me puse algo de música y no sé de que forma terminé por pensar en el tiempo que hizo ayer. Y lo cierto es que hacía bastante calor para estar en Coruña y yo salí inocente en jersey y bufanda porque estoy enferma. Pensé que echaba de menos de nuevo la lluvia, que debería volver ese tiempo permanente que tiene fama en este lugar y dejarse de hacer sol y calor y al momento poder helarte. Y cual fue mi sorpresa cuando al levantarme (unas horas después, todo sea dicho), Coruña había vuelto a ser lo que era. Ha llovido, hace frío fuera. Al mirar por la ventana ves nubes grises cubriendo el cielo que aún ayer estuvo azul. Es curioso que siendo de aquí este tiempo me guste tanto, porque las personas realmente suelen acabar tan cansadas de este tiempo que incluso llega a deprimirles. Soy más de lluvia que de sol, no tengo nada que hacerle, si por mi fuera viviría en un país del norte. Y me pregunté muy tiernamente esta noche mientras la música sonaba por qué no me cansaba de la lluvia y me encontré repentinamente contestándome. La verdad es que sentir como las gotas de agua caen por tu cuerpo y de alguna forma se llevan toda la mierda que tienes dentro de la cabeza y no hace más que perturbarte es realmente impresionante, no sé si seré la única que tiene esa sensación. Es por eso por lo que nunca me veréis con paraguas, y muy pocas veces con capucha. Falta nombrar también que la gente mengua en cantidad en la calle cuando llueve, y esto hace que al son de la música de mis cascos no detenga los pasos de baile que mi cabeza piensa y empiece a dar vueltas como una loca por la calle. A eso tampoco tengo nada que hacerle, la locura mueve el mundo al fin y al cabo. Mi madre siempre me dice que siempre salgo cuando llueve y yo me río, porque lo cierto es que si hace este tiempo me apetece más salir a la calle y generalmente para el resto del mundo suele ser al revés. Os dejo hoy diciéndoos que para mi la lluvia tiene miles de cosas buenas y ninguna mala, y que si alguna vez veis una imagen bailando bajo la lluvia ligera por encima de los charcos que se forman, la dejéis. Es posible que esté disfrutando ese momento más de lo que pensáis, es posible que se sienta libre. Es incluso probable que se trate de mi.
Oh! Y se acerca ya la Navidad! Ahí os lo dejo...

Sé feliz con lo que tienes, porque nunca sabes donde estará tu princesa.

lunes, 12 de octubre de 2015

Una y mil partidas.

Y cuantos besos dejaron de existir por la falta de valor que no pude reunir... Me hago mayor, o así me hacen sentir. nunca debí callar aquello que quise decir y ahora lo entiendo todo no hay tiempo que perder, por miedo a perder, por miedo a caer. Quiero volver a ser el niño de pelo rizado y entregarte aquel dibujo que escondí en mi cuarto. Cuantas veces me rendí sin fallar lo suficiente, cuantas veces no supe ser valiente... Hay trenes que vienen y van y otros que no vuelven, créeme, hay algunos que no vuelven. Quizá parezca tarde, pero aun puede ser pronto, no existe corazón suficientemente roto. Déjame morir para volver a renacer, déjame fallar y así poder crecer. Saludo al sol y me devuelve el saludo, canto bien alto deje de ser mudo, alma desnuda, tiré mi escudo, ya no añoro el pasado y no temo al futuro, sólo hay presente y que bien se siente uno cuando no hay tabú alguno que te haga de muro. Yo no soy tuyo y tu no me perteneces, pero podemos pasar tiempo juntos si eso quieres. Me hicieron creer que todo era complicado, que probar y fallar era algo malo, nadie me había avisado que sin fallos no hay logros, que el mayor enemigo somos nosotros. Ahora no hay miedo a decirte te quiero porque no temo el rechazo, el no ya lo tengo. Así pues yo me lanzo de lleno y si fallo pues lo intentaré de nuevo.

Y perderé una y mil partidas y me caeré mientras tu me miras, pero sabre que aproveche mi vida y que lo hice cada día.

Con el paso del tiempo rara vez nos vamos a arrepentir de haber fallado y sin embargo nos va a pesar en nuestro pasado el ni siquiera haberlo intentado.'

viernes, 9 de octubre de 2015

Zerstörung.

Os juro que no tengo ni idea de por qué me construyo unos esquemas. Al fin y al cabo siempre que los tengo hechitos viene alguien a rompérmelos. Lo bueno es que al menos esta vez me alegro de que haya pasado. Los cambios, aunque no siempre buenos, son necesarios. Y sabéis lo peor? Presiento algo grande chicos. Algo enorme, y realmente no puedo describir algo tan fuerte como esto, pero sea lo que sea cobra fuerza y me está comiendo por dentro. 
Nunca supe si soy de esas personas que le hacen más caso al corazón o a la cabeza, y no será por falta de situaciones en las que elegir. Supongo que al final siempre acabo haciéndole caso al corazón, al fin y al cabo es lo que me mantiene viva, no?
Viva. Viva. Viva. Hacía tiempo que no me sentía así realmente. Y que bien suena. Lo cierto es que la vida se vive en momentos en los que te sientes vivo y yo hacía mucho tiempo que a lo que tenía no podía llamarlo propiamente vida. No sé si lo que me está pasando es lo peor o lo mejor me pasó en la vida, pero huelo la felicidad tan cerca que pude tocarla unos momentos. Esto es muy, muy grande.
Tened cuidado con las decisiones que tomáis, pero aunque ya sé que no es lógico que esto lo diga yo, pero no tengáis miedo. Los cambios no son malos.
Sé feliz con lo que tienes, porque nunca sabes dónde estará tu princesa.

jueves, 8 de octubre de 2015

A mi yo de ayer.

'Hola. Tú a mi no me conoces, pero yo a ti si. Como la palma de mi mano. Y sé que tendrás muchas preguntas y yo pocas certezas, así que...
Me pregunto si me oyes todavía, si queda algo de ti en mi lejanía, yo que soy el fruto de tus fallos y virtudes, tus derrotas y victorias, tus aciertos y manías, la suma de tus noche y reproches de tus días, la resta de tus gestas, de tus idas y venidas. 
Por si me contestas a preguntas con preguntas te diré que hay respuestas que no serán respondidas. Que sepas que la ira caduca pero contamina, que no hay camino si no estela de los que caminan sin quitamiedos, que te podrás llevar el palo de tu vida o llegar a donde nadie llegó ni en sus sueños. Que no imposibles, sólo improbables para que cobardes no se atrevan presos por el miedo. No dejas que nadie te diga que no hagas esto, aquello, que no sirves. Dí que vales porque vales más que ellos. No quieras compararte. Nunca es demasiado tarde para que alguien rectifique. Que la gente ya no busca espejos donde mirarse, sólo malos ejemplos que los justifiquen. Que la línea que más cuides sea la de tu sonrisa y que sea más curva cuanto más la cuides y que todo el que te mire vea que la vida se mide en los momentos en los que te sientes vivo así que vive. Trata de decir siempre lo que sientes y siempre lo que pienses realmente. No digas todo lo que piensas, pero piensa todo lo que dices, diferencia entre gente normal y la corriente. Que los amigos y amores vienen y van, pero solo los verdaderos al final se quedan, que jamás cambies lo que más ames en vida por lo que en el momento deseas, se pasa, y la vida es pasajera. No prometas feliz, no respondas enfadado ni decidas con el día gris, perdona rápido, agradece lento, quiere de verdad contento y nunca dejes que no te vean reír. Duerme menos y sueña más, sueña despierto, con ojos abiertos, los sueños se hacen realidad. Que las mejores cárceles no tienen vallas y los peores ángeles no tienen alas pero saben volar. No des nada por supuesto, siempre se está a tiempo para esbozar un "perdón, lo siento". Que perder es otra forma de ganar y en este mundo superficial lo que importa está cubierto. Que no hay dolor y error que no enriquezca, como la piedra con la que tropiezas y repites. Por eso pide que te quieran cuando menos lo merezcas, posiblemente sea cuando más lo necesites. 
Que quien te quiere también daña, porque hay miradas que lo dicen todo y ojos que no dicen nada. Que se coge antes al cojo, ya que un mentiroso también es un hombre de palabra. Que la apariencia engaña y a veces la mejor sonrisa esconde tras de si una doble cara. Que todo lo bueno y lo malo se acaba, por eso disfruta como si no hubiera mañana.
A mi yo de ayer, lo siento si no fui lo que quisiste ser, te juro que lo hice lo mejor que supe hacer, intenté crecer feliz en este mundo cruel. Quise cambiar el planeta y llevarlo al papel, aunque sea con mala letra, para hacer el bien. Esto sé que no es gran cosa pero has de saber que el día de mañana podrás ponerte en mi piel.

Quiere. Déjate querer. Supera. Disfruta. Aprende, que todo llega.'

Desconfianza, ¿por qué?

Ya estoy de vuelta por aquí. No hacía tanto no? un mesecillo... Ya lo sé, soy un desastre, pero hay que quererme. 
Es muy difícil conocer personas que merecen la pena, ¿no creéis? Aunque claro, quizá alguien que para mi merezca la pena, para ti no. Es un concepto muy relativo. Pero aún así estamos de acuerdo en que es difícil encontrar alguien que pueda caminar contigo o que no te decepcione. Me extraña de nuevo bastante lo bien que van las cosas. Ya sabéis este miedo irracional de cuanto todo va tan bien que algo tiene que salir mal y al final no es otro que tu mismo el que la lía. Pero estoy conociendo a personas, ya sea de una forma o de otra, que parece realmente que valdrán la pena. Aún así ando con bastante cuidado. Ya no me tiro al vacío como antes, porque al fin y a cabo es cierto que de los errores se aprende, pero tampoco puedo dejar de sentir de una manera fuerte o de ser pasional porque realmente es parte de mi, no tengo nada que hacerle y la verdad aunque pudiera cambiarlo probablemente no lo haría. 
Encontrar gente con la misma pasión que tu y que además comparta gustos, es difícil. Hace muy poco conocí a una persona más que comparte una de mis pasiones, aunque obviamente no de forma tan intensa como yo, sólo faltaba. Como muchos sabréis hablo del teatro. Y como pocos sabréis, la última vez que encontré una persona con estas características la cosa no salió mal, pero tampoco del todo bien. Y lo cierto es que entre ellos se parecen bastante y no sabéis lo que eso llega a asustarme. Pero bueno, a ver que pasa, os mantendré informados (o no).
Podéis interpretar todo esto de la forma que queráis. Podéis sacar en limpio que con este texto de hoy quería deciros algo, o simplemente contaros un poco como voy. Sólo os diré que nunca entro aquí por nada, y siempre con ganas de escribir. Recordad que los miedos se quitan enfrentándose a ellos, que la única forma de pasar el túnel es cruzándolo, y que las cosas no son lo que parecen. No os olvidéis de la magia y tened cuidado de con quién habláis... porque puede que no sea lo que pensamos.
Ah! Recordad también que estáis menos solos de lo que podéis pensar y que caminar sólo de vez en cuando, no es malo en absoluto.
Sé feliz con lo que tienes, porque nunca sabes donde estará tu princesa.

martes, 25 de agosto de 2015

Mas allá de la magia.

Yo no sé cuántos de vosotros creéis en la magia. Conozco mucha gente que dice que la magia no existe, que todo tiene truco y que todo es mera ilusión. Después están las personas que si creen en la magia, pero esto es en parte como el amorm. Cada persona lo ve y lo percibe de mil y un maneras diferentes. La magia para mi, son momentos. Son esos momentos que te hacen volver a ser niño, que hacen que repentinamente no entiendas muchas de las cosas que pasan e incluso tener un poco de miedo. Como cuando un niño que es pequeño ve como funciona algo y se sorprende con ello. Para él, eso es magia.
A veces conoces a personas que de repente te hacen ver lo que es la magia en cualquiera de sus modos, que cuando ellos sonríes te sientes como cuando un niño ve un globo. Te hace sentir algo... De lo que siempre quieres más. Y entonces empiezas a ver como todo merece la pena. Y empiezas a buscar magia en todos los rincones de tu vida hasta que te das cuenta, de que cada pequeño detalle puede convertirse en magia si tu quieres. Ahora sólo tienes que averiguar en que tipo de magia puedes convertir tu vida. Muchas suerte pequeños.
 Sé feliz con lo que tienes, porque nunca sabes donde estará tu princesa.

jueves, 2 de julio de 2015

El tren de la felicidad.

Sé que no es habitual que lo que os deje por aquí sea un vídeo. Pero este vídeo se ha hecho viral desde que apareció en youtube y creo que por una muy buena razón, y además creo que debería ser una obligación verlo. Porque este vídeo en tan poco tiempo expresa los valores que yo intento explicaros tantas veces. Que no dejéis pasar os trenes, que los sueños pueden cumplirse pero sólo si los persigues. Que cada paso que das, aunque no te des cuenta estás mas cerca de tocar tu propio cielo con las manos. Que la vida pasa en un suspiro sin que nos demos cuenta y hay ciertas cosas que si no hacemos nos arrepentiremos cuando no podamos hacerlas. Que tenéis que hacer lo que vosotros queráis con vuestra vida, no lo que creéis que debéis hacer, no lo que os han inculcado o lo que la gente quiere que hagáis. Sois dueños de vuestro propio destino y eso tanto puede ser bueno como malo. Creo que la peor sensación que puedes tener es dejar pasar esos trenes que se te presentan en la vida y que podrían hacerte feliz pero dejas escapar por miedo al fracaso. Pero cuando intentes darte cuenta, no sólo ese tren, si no la propia vida, habrá pasado.
Juventud, divino tesoro.
¡ya te vas para no volver!
Cuando quiero llorar, no lloro...
y a veces lloro sin querer... 
Sé feliz con lo que tienes, porque nunca sabes donde estará tu princesa.

miércoles, 1 de julio de 2015

Ríe cuando puedas, llora cuando lo necesites,

Ahí me tenéis, en uno de esos días en los que nadie te coge el teléfono y las paredes se te echan encima. Yo sé que siempre hay salida, pero saber que todo irá mejor no quita que me sienta echa una porquería. Pasa los años, los proyectos, los sueños. Recuerdas cómo querías ser cuando eras pequeño? Crecer es darte cuenta de que la vida no es como te gustaría que fuera, todo es mucho más complejo. Responsabilidades, luchas, deberes, sonreír cuando no te apetece, mentir para no hacer daño a le gente que quieres, fingir cuando perfectamente sabes que te mienten. Pero merece la pena hacer lo que supuesta mente debes mas veces de las que quieres? Por qué terminé haciendo lo que todos hacen si se supone que siempre me sentí diferente? He sido un cobarde disfrazado de valiente, siempre pendiente del qué dirá la gente. Escondo mis miedos para parecer fuerte, pero ya no más, es hora de ser consecuente. 
Con este tema me hago una promesa, y es hacer lo que sea para encontrar soluciones, no problemas. Sé que no soy perfecto, vale, pues no me castigaré más por no serlo. Voy a aprender a decir que no, a aceptarme como soy, a medir el valor, porque a veces fui valiente con miedo. Yo sé que suena extraño pero sabes qué? Lo peor de todo es que es cierto. Hoy busco dormir a gusto. No suena muy ambicioso, pero créeme, es mucho. Llevo mucho tiempo estudiando la vida y eso de que no hay mal que por bien no venga es mentira. Me centraré en lo importante, en mi familia, mis amigos, mi pasión por el arte. Aceptaré que tengo derecho a estar de bajón de vez en cuando pues porque estar de bajón es humano, pero no pienso rendirme ante ningún problema. Confío en mi y soy capaz de vencer lo que sea. Volveré a caer millones de veces pero siempre volveré a erguirme porque me di cuenta de que... sabéis de que me di cuenta?
Pues de que quizá la clave para ser realmente libre sea reír cuando puedas y llorar cuando lo necesites. Ser honesto con uno mismo no? Centrarse en lo importante y olvidarse del ruido. Quizá la clave para ser realmente libre sea reír cuando puedas y llorar cuando lo necesites. No obcecarse con los objetivos, tratar de relajarse y vivir algo más tranquilo.'
Sé feliz con lo que tienes, porque nunca sabes donde estará tu princesa.

martes, 30 de junio de 2015

Un café sólo, con leche o contigo.

Podría decirte que estoy loca por tu carita bonita. Podría decirte que al verte yo me pongo nerviosa. Podría decirte que cuando vienes no sé ni como ponerme. Podría decirte que cuando vienes me tiemblan hasta las pestañas. 
Bravo. Brava tu cara, bravo tu cuerpo moreno. Trabo. Se traba mi lengua cuando quiere hablarte y decirte que caigo en lo visto y no sé como no repetirme. Mil canciones hablan del amor sincero, de volar sin alas, de descubrir como es amar, pero eso ya cansa. Quiero que te acuerdes, yo quiero ser original.
Para decirte te quiero yo te digo que me recuerdas a ese caramelo que yo de niña quería y pedía y no paraba hasta tenerlo. Para decirte bonita, yo te digo que es comparable lo que siento cuando te veo a un desierto vacío y seco, pero al revés. Para pedirte una cita igual te pido que me digas si este café te gusta solo, con leche o conmigo justo después de comer. 
Sé feliz con lo que tienes, porque nunca sabes donde estará tu princesa.

domingo, 21 de junio de 2015

Yo quiero ser guerrero.

La vida es un regalo que hay que disfrutar. Hay que tratar de sentirse, de comprenderse, hay que juzgarse menos y quererse más. Que no estás haciendo las cosas mal si te sales del camino que te marcan. Lo que sentimos es lo correcto, es lo que somos. Y los pensamientos que no controlamos son lo que nos atormenta y nos generan los miedos, el miedo a no ser capaz, el miedo a desaparecer. El ser humano tiene 60.000 pensamientos al día y la mayoría son negativos. Pero tienes que saber que se puede cambiar como el que chasquea los dedos. Y que poco a poco, a base de espantarlos, dejan de aparecer, igual que un gato si le dejas de dar comida. Recuerda que igual que piensas, sientes. Y disfruta de cada momento porque la vida es eso, momentos. Momentos como este. Hoy vamos a levantar los mecheros celebrando lo vivido, a cogernos de la manos recordando los caídos, sabiendo que el tiempo no importa, que no es real. Y lo que un día fuimos quedará grabado en las cenizas de la eternidad.
Sé feliz con lo que tienes, porque nunca sabes donde estará tu princesa.

lunes, 15 de junio de 2015

Hachís.

Conozco drogas con menos capacidad de adicción que tus abrazos de tres sílabas; ven.
Ven, que tengo el corazón y la cama sin hacer. Que a veces la vida me cuesta trabajo y no me pagan por ella; que quiero decirte prosas.
Vísteme despacio, que tengo prisa por volver a desnudarte. Sálvamd la vida, pero déjame morir de amor si apareces sin paraguas, cerca.
Déjame cubrirte las espaldas con mi ombligo, déjame partirle la cara B a la vida.
Déjame consolarme, consolarte, consolarnos. Déjame consolidarte en arte. 
Déjame no ser si no hago, déjame hacer aunque no sea. Déjame ser suelo si te va es y cielo si lo tocas. Y nubes si te llueve; y tabla si te ahogas y humo si ya no ríes.
Déjame hacerlo mal para sentirme bien. Déjame que sienta y siéntate que tengo algo que contarte.
Déjame pero sobre todo; no me dejes.

Sé feliz con lo que tienes, porque nunca sabes donde estará tu princesa. 

sábado, 13 de junio de 2015

Tiemblo.

Soy la primera que siempre os digo que afrontéis vuestros miedos de frente porque es posible que eso pueda haceros más felices. Pero como seguramente sospecháis, es posible que sea la persona que tenga más miedo de todas, y no tengo nada que hacerle. No quiero convivir con ellos, obviamente, de modo que los afronto, a veces sale bien y otras no pero al menos no pueden decir que no salió bien porque no lo he intentado. Siempre que puedo pongo todo mi empeño y dejo mis fuerzas en todo lo que hago, intento hacerlo todo mejor. Y es que lo creáis o no soy realmente exigente conmigo misma y si algo pienso que podría haberlo hecho mejor me enfado conmigo por no haber hecho todo lo posible, porque realmente cuando lo hago es cuando puedo decir que me siento realizada. 
Tengo un pequeño mal presentimiento sobre esta semana. Ultimamente están pasando una serie de cosas que están cambiando mi vida de nuevo y todavía no se si para bien (que es lo que espero) o para mal. El miedito ese que tengo. Pero tampoco puedo estar  pendiente de el todo el rato. Tengo la sensación de que sacarme una sonrisa es demasiado fácil por lo risueña que soy, pero ver la cara de satisfacción en la persona que la produce es simplemente... encantador. Es como si de pequeña meta se hubiera puesto hacerme sonreír y eso me vuelve loca.
Hay personas que su cercanía me produce escalofríos, lo cual no suele ser bueno. Para mi las personas que merecen la pena sólo con su presencia me hacen temblar. Y algunas, con sólo rozarme causa en mi una sensación de paz, de tranquilidad, de calma, de seguridad... que no se puede conseguir ni con el mejor mantra ni con la más eficaz de todas las meditaciones. Y realmente me siento a gusto con esas personas porque es como si no fueran ajenas a mi, solamente un trocito de mi que ha ido a parar a otro lado. Como si al llegar hubieran cogido un trocito de mi corazón, lo guardasen con ellos y no tenga miedo porque vaya a romperse. Esa sensación es la que busco en mi vida todos los días. Ojalá nadie os defraude nunca tirando o rompiendo ese trocito de vuestro corazón, y si por casualidad es así, habrá personas que lo tratarán mejor. Aprended de eso, como en la vida hay que aprender de todo. 
Haz locuras, no tengas miedo, sonríe, vive.
Buenos días!
Sé feliz con lo que tienes porque nunca sabes donde estará tu princesa.

jueves, 4 de junio de 2015

Errores?

Siempre cometo el error de sorprender, de intentar que nada sea normal, que no sea lo que te esperas. De decir esa frase que te encanta, cuando imaginabas que diría otra distinta. De arriesgarme, sin temer un no. De hacer las cosas sin esperar nada a cambio. De fijarme en como brillan tus ojos al escucharme hablar. El error de conformarme con tu media sonrisa o un abrazo en un portal. Esas cosas en las que no se fija nadie. Yo si.
Y no sé si me va bien o mal, seguramente mal, pero no quiero cambiarlo.
"Y se enamoró de la niña más insegura, queriendola con sus secretos, sus miedos, sus imperfecciones, sus monstruos. Él se enamoró de su infierno."
Sé feliz con lo que tienes, porque nunca sabes donde estará tu princesa.

sábado, 30 de mayo de 2015

Hay que ser felices.

En la vida hay que ser felices porque ya hay millones de personas tristes y hay que compensar ese número aunque solo sea un poquito. 
Cada persona compone su felicidad de distintas maneras, y personalmente creo que la vida consiste en buscar esas cosas que te hacen felices, en vivir experiencias, en no estar quieto. Para mi lo peor que puedes hacer es quedarte sin hacer nada esperando a que las cosas que buscas lleguen a ti, o simplemente ver pasar las oportunidades por delante de sus narices sin ni siquiera esforzarte por levantar la mano y cogerlas. Personalmente no soy capaz de ser egoísta en algunos sentidos, porque mi felicidad acostumbra también a depender de la gente de mi alrededor. Pero después de un tiempo en pausa creo que debería empezar a cuidarme un poco más. A perseguir realmente las cosas que quiero, porque chicos, la vida pasa sin que podamos darnos cuenta de ello, y cada vez queda menos para realizarnos.
Salid de esa zona de confort en la que os encontráis normalmente porque más allá de ella está la vida. Haced locuras si eso os hace sentir bien, salid por ahí, perded la noción del tiempo, somos personas y no podemos evitar ser como somos. Podemos tratar de cambiar para mejor, pero si realmente en el fondo sabemos que eso no es lo que quieres tú, si no lo que los demás buscan, no lo harás, porque ante todo hay que ser fieles a uno mismo. Os lo repetiré millones de veces, vivid de forma que si en cualquier momento perecéis, lo hagáis felices. 
Yo, voy a agarrar mis miedos por las pelotas y sacarlos ahí fuera al mundo para patearlos. Creo que deberíais hacer lo mismo.
Sé feliz con lo que tienes, porque nunca sabes donde estará tu princesa.