Quizá deberíamos dejar de planear, y empezar a volar un rato

Te prometo un siempre.

Mi vida era como una noche sin luna antes de encontrarte, muy oscura, pero al menos había estrellas, puntos de luz y motivaciones... Y entonces tú cruzaste mi cielo como un meteoro. De pronto, se encendió todo, todo estuvo lleno de brillantez y belleza. Cuando tú te fuiste, cuando el meteoro desapareció por el horizonte, todo se volvió negro. No había cambiado nada, pero mis ojos habían quedado cegados por la luz. Ya no podía ver las estrellas. Y nada tenía sentido
.

jueves, 31 de diciembre de 2015

GRACIAS.



Otra vez acaba el año. 
Ya es costumbre que me pase por aquí para desearos que el que entra sea un buen año para vosotros, y también para hacer balance un poco de lo que ha sido este 2015. Pero la verdad es que en este tiempo han pasado tantas, tantísimas cosas, que hacer balance entre bueno y malo este año sería un poco extraño. Así que hoy me paso por aquí para deciros que este es mi último post del año, y solamente quería daros las gracias.
Gracias a mi familia, por apoyarme siempre, y especialmente a mis hermanas por darme esos sobrinos que son lo que más quiero y el mejor regalo que una hermana pueda recibir. 
A mis amigos, tanto los que llevan años conmigo como los que conseguí a lo largo de estos últimos 365 días que no olvidaré nunca, también a los que se fueron, porque me hicieron entender todo lo que hay que apreciar las pequeñas cosas en este mundo y valorar cada segundo, que aunque sea uno menos también es uno más junto a las personas que quieres. 
Gracias a los que me odian o me envidian, a los que piensan que no soy capaz, porque al fin y al cabo si nadie se molesta con lo que has dicho es que no has dicho nada, y realmente sigo aquí, haciendo lo que me gusta, por mi. Gracias a mi chico, que me ha hecho ver y sentir miles de cosas en el poco tiempo que llevamos juntos y me complementa a la perfección. 
Gracias a mis profesores, que aún sin que me den clase no paro de aprender de ellos, porque realmente son una especie fantástica. Gracias por ser como sois. No tengo ni idea de como hacéis todos vosotros para aguantarme, entenderme y sobretodo quererme tan bien como lo hacéis y tal y cómo soy yo. Gracias a todos los que hacen sonreír, por todo lo que me dais.
Gracias a los buenos momentos, pero también a los malos porque después me hacen ver y valorar mejor las cosas y cada segundo de felicidad que tengo con la gente que quiero y que invierte un poco de tiempo para mi. Gracias a mi estupidez, que con mis tonterías espero haber sacado  en estos últimos meses aunque fuera una sonrisa en el semblante de los que quiero, y eso no tiene precio.
Gracias a todas las noches que me han hecho pensar que los sueños que tengas no se van a cumplir solos, que la meta en la vida de uno tendría que ser ser feliz, sin molestar a los demás. Gracias al teatro que forma una parte fundamental en lo que soy, que me ha hecho conocer a personas fantásticas y aprender millones de cosas nuevas, que me hace sentir y querer más a la vida.
Gracias.
Gracias a todos los que este año en mayor o menor medida han formado parte de mi y de mi vida.
Gracias por todo, y adiós 2015... 
Y bienvenido 2016, porque espero grandes cosas de ti, igual que tu de mi.
Feliz año chicos!

Sé feliz con lo que tienes, porque nunca sabes dónde estará tu princesa.

lunes, 30 de noviembre de 2015

Una de tiempo, por favor.

Llega un momento en la vida en el que de verdad te planteas que hacer con tu tiempo. Y siempre piensas que tienes tiempo de sobra, hasta que te das cuenta de que es mentira. De que de repente han pasado varios años de tu vida y ni si quiera te has dado cuenta, no tienes ni idea de como ha sido esto. Y esto lo digo yo que "solo" tengo 19 años y no quiero ni pensar como lo ve una persona de mayor edad. Ahora párate y pregúntate a ti mismo en que invertiste tu tiempo. Si te valió la pena. Y no sólo pienses en qué lo invertiste, si no con quién. Piensa que cuando estás con una persona o estás simplemente hablando con ella, le estás cediendo lo más valioso que tienes. Lo único que sin duda nunca vas a poder recuperar.
Y piensa bien, esas personas a las que les estás cediendo tu tiempo, realmente lo merecen? Quizá algunas no. Pero aún así lo intentas. aunque sepas que no va a tener un resultado positivo, intentas que merezcan tu tiempo. Que lo aprecien. Y no te das cuenta de que esto sólo lo haces invirtiendo más tiempo en algo sin solución. 
Después están esas personas que no saben repartir su tiempo entre todas las personas que quieren. Y me incluyo. Hay ocasiones en las que a veces estoy desaparecida para mucha gente que no debería estarlo. Pero y qué le hago.
La vida. nos guste o no, lo pensemos o no, es una constante cuenta atrás en el tiempo. Cada vez tienes menos. Y cuando te das cuenta de todas esas cosas que querías haber hecho y no has podido, duele. Así que seguid vuestros sueños ahora que podáis, porque llegará un momento en el que se esfumen en el silencio de un suspiro.
Sé feliz con lo que tienes, porque nunca sabes donde estará tu princesa.

lunes, 9 de noviembre de 2015

Estamos locos.

A menudo, muy a menudo, muchas personas tienden a decirme que estoy loca. Y la mayoría de ellas me lo dicen con una sonrisa en la cara porque verdaderamente las mejores personas, al menos para mi, son las que están como cabras. Porque realmente se toman, bueno, nos tomamos la vida de otra manera. A muchos los llaman locos por cambiar de aires, o por tomar decisiones premeditadas, o quizá por no pensar las cosas lo suficiente. Yo creo que la vida no tiene tanto tiempo como para poder pararte a pensar suficientemente todas las cosas que vas a hacer, no harías prácticamente más que sobrevivir, y yo creo que la vida está para vivirla.
A otros muchos, los llaman locos por sentir. Porque los que sienten con mucha fuerza son los que menos piensan las cosas, toman decisiones con el corazón y realmente son los que creo que tienen más posibilidades de ser felices en esta vida, tampoco va a ser todo pensar. La gente que tiene que pensar si quiere o no quiere a una persona, en mi opinión es que realmente no la quiere. Son cosas que sientes, que sabes, no que piensas.
Y así poco a poco te das cuenta de que sí, estamos locos. Pero los peores son ellos, que están cuerdos y lo admiten. Y no solamente lo aceptan si no que también se sienten orgullosos de ello. Y que queréis que os diga, si ser locos significa querer tanto a una persona como para no poder pensar, o hacer todo lo posible por ser felices, pues chicos yo creo que lo mejor en esta vida es estar locos. 
Por cierto Se acerca Navidad.
Y ahora más que nunca, sé feliz con lo que tienes, porque nunca sabes donde estará tu princesa.

sábado, 24 de octubre de 2015

Kiss the rain.

Hoy ante el persistente insomnio que viene a mi cama en las últimas madrugadas, me puse algo de música y no sé de que forma terminé por pensar en el tiempo que hizo ayer. Y lo cierto es que hacía bastante calor para estar en Coruña y yo salí inocente en jersey y bufanda porque estoy enferma. Pensé que echaba de menos de nuevo la lluvia, que debería volver ese tiempo permanente que tiene fama en este lugar y dejarse de hacer sol y calor y al momento poder helarte. Y cual fue mi sorpresa cuando al levantarme (unas horas después, todo sea dicho), Coruña había vuelto a ser lo que era. Ha llovido, hace frío fuera. Al mirar por la ventana ves nubes grises cubriendo el cielo que aún ayer estuvo azul. Es curioso que siendo de aquí este tiempo me guste tanto, porque las personas realmente suelen acabar tan cansadas de este tiempo que incluso llega a deprimirles. Soy más de lluvia que de sol, no tengo nada que hacerle, si por mi fuera viviría en un país del norte. Y me pregunté muy tiernamente esta noche mientras la música sonaba por qué no me cansaba de la lluvia y me encontré repentinamente contestándome. La verdad es que sentir como las gotas de agua caen por tu cuerpo y de alguna forma se llevan toda la mierda que tienes dentro de la cabeza y no hace más que perturbarte es realmente impresionante, no sé si seré la única que tiene esa sensación. Es por eso por lo que nunca me veréis con paraguas, y muy pocas veces con capucha. Falta nombrar también que la gente mengua en cantidad en la calle cuando llueve, y esto hace que al son de la música de mis cascos no detenga los pasos de baile que mi cabeza piensa y empiece a dar vueltas como una loca por la calle. A eso tampoco tengo nada que hacerle, la locura mueve el mundo al fin y al cabo. Mi madre siempre me dice que siempre salgo cuando llueve y yo me río, porque lo cierto es que si hace este tiempo me apetece más salir a la calle y generalmente para el resto del mundo suele ser al revés. Os dejo hoy diciéndoos que para mi la lluvia tiene miles de cosas buenas y ninguna mala, y que si alguna vez veis una imagen bailando bajo la lluvia ligera por encima de los charcos que se forman, la dejéis. Es posible que esté disfrutando ese momento más de lo que pensáis, es posible que se sienta libre. Es incluso probable que se trate de mi.
Oh! Y se acerca ya la Navidad! Ahí os lo dejo...

Sé feliz con lo que tienes, porque nunca sabes donde estará tu princesa.

lunes, 12 de octubre de 2015

Una y mil partidas.

Y cuantos besos dejaron de existir por la falta de valor que no pude reunir... Me hago mayor, o así me hacen sentir. nunca debí callar aquello que quise decir y ahora lo entiendo todo no hay tiempo que perder, por miedo a perder, por miedo a caer. Quiero volver a ser el niño de pelo rizado y entregarte aquel dibujo que escondí en mi cuarto. Cuantas veces me rendí sin fallar lo suficiente, cuantas veces no supe ser valiente... Hay trenes que vienen y van y otros que no vuelven, créeme, hay algunos que no vuelven. Quizá parezca tarde, pero aun puede ser pronto, no existe corazón suficientemente roto. Déjame morir para volver a renacer, déjame fallar y así poder crecer. Saludo al sol y me devuelve el saludo, canto bien alto deje de ser mudo, alma desnuda, tiré mi escudo, ya no añoro el pasado y no temo al futuro, sólo hay presente y que bien se siente uno cuando no hay tabú alguno que te haga de muro. Yo no soy tuyo y tu no me perteneces, pero podemos pasar tiempo juntos si eso quieres. Me hicieron creer que todo era complicado, que probar y fallar era algo malo, nadie me había avisado que sin fallos no hay logros, que el mayor enemigo somos nosotros. Ahora no hay miedo a decirte te quiero porque no temo el rechazo, el no ya lo tengo. Así pues yo me lanzo de lleno y si fallo pues lo intentaré de nuevo.

Y perderé una y mil partidas y me caeré mientras tu me miras, pero sabre que aproveche mi vida y que lo hice cada día.

Con el paso del tiempo rara vez nos vamos a arrepentir de haber fallado y sin embargo nos va a pesar en nuestro pasado el ni siquiera haberlo intentado.'

viernes, 9 de octubre de 2015

Zerstörung.

Os juro que no tengo ni idea de por qué me construyo unos esquemas. Al fin y al cabo siempre que los tengo hechitos viene alguien a rompérmelos. Lo bueno es que al menos esta vez me alegro de que haya pasado. Los cambios, aunque no siempre buenos, son necesarios. Y sabéis lo peor? Presiento algo grande chicos. Algo enorme, y realmente no puedo describir algo tan fuerte como esto, pero sea lo que sea cobra fuerza y me está comiendo por dentro. 
Nunca supe si soy de esas personas que le hacen más caso al corazón o a la cabeza, y no será por falta de situaciones en las que elegir. Supongo que al final siempre acabo haciéndole caso al corazón, al fin y al cabo es lo que me mantiene viva, no?
Viva. Viva. Viva. Hacía tiempo que no me sentía así realmente. Y que bien suena. Lo cierto es que la vida se vive en momentos en los que te sientes vivo y yo hacía mucho tiempo que a lo que tenía no podía llamarlo propiamente vida. No sé si lo que me está pasando es lo peor o lo mejor me pasó en la vida, pero huelo la felicidad tan cerca que pude tocarla unos momentos. Esto es muy, muy grande.
Tened cuidado con las decisiones que tomáis, pero aunque ya sé que no es lógico que esto lo diga yo, pero no tengáis miedo. Los cambios no son malos.
Sé feliz con lo que tienes, porque nunca sabes dónde estará tu princesa.

jueves, 8 de octubre de 2015

A mi yo de ayer.

'Hola. Tú a mi no me conoces, pero yo a ti si. Como la palma de mi mano. Y sé que tendrás muchas preguntas y yo pocas certezas, así que...
Me pregunto si me oyes todavía, si queda algo de ti en mi lejanía, yo que soy el fruto de tus fallos y virtudes, tus derrotas y victorias, tus aciertos y manías, la suma de tus noche y reproches de tus días, la resta de tus gestas, de tus idas y venidas. 
Por si me contestas a preguntas con preguntas te diré que hay respuestas que no serán respondidas. Que sepas que la ira caduca pero contamina, que no hay camino si no estela de los que caminan sin quitamiedos, que te podrás llevar el palo de tu vida o llegar a donde nadie llegó ni en sus sueños. Que no imposibles, sólo improbables para que cobardes no se atrevan presos por el miedo. No dejas que nadie te diga que no hagas esto, aquello, que no sirves. Dí que vales porque vales más que ellos. No quieras compararte. Nunca es demasiado tarde para que alguien rectifique. Que la gente ya no busca espejos donde mirarse, sólo malos ejemplos que los justifiquen. Que la línea que más cuides sea la de tu sonrisa y que sea más curva cuanto más la cuides y que todo el que te mire vea que la vida se mide en los momentos en los que te sientes vivo así que vive. Trata de decir siempre lo que sientes y siempre lo que pienses realmente. No digas todo lo que piensas, pero piensa todo lo que dices, diferencia entre gente normal y la corriente. Que los amigos y amores vienen y van, pero solo los verdaderos al final se quedan, que jamás cambies lo que más ames en vida por lo que en el momento deseas, se pasa, y la vida es pasajera. No prometas feliz, no respondas enfadado ni decidas con el día gris, perdona rápido, agradece lento, quiere de verdad contento y nunca dejes que no te vean reír. Duerme menos y sueña más, sueña despierto, con ojos abiertos, los sueños se hacen realidad. Que las mejores cárceles no tienen vallas y los peores ángeles no tienen alas pero saben volar. No des nada por supuesto, siempre se está a tiempo para esbozar un "perdón, lo siento". Que perder es otra forma de ganar y en este mundo superficial lo que importa está cubierto. Que no hay dolor y error que no enriquezca, como la piedra con la que tropiezas y repites. Por eso pide que te quieran cuando menos lo merezcas, posiblemente sea cuando más lo necesites. 
Que quien te quiere también daña, porque hay miradas que lo dicen todo y ojos que no dicen nada. Que se coge antes al cojo, ya que un mentiroso también es un hombre de palabra. Que la apariencia engaña y a veces la mejor sonrisa esconde tras de si una doble cara. Que todo lo bueno y lo malo se acaba, por eso disfruta como si no hubiera mañana.
A mi yo de ayer, lo siento si no fui lo que quisiste ser, te juro que lo hice lo mejor que supe hacer, intenté crecer feliz en este mundo cruel. Quise cambiar el planeta y llevarlo al papel, aunque sea con mala letra, para hacer el bien. Esto sé que no es gran cosa pero has de saber que el día de mañana podrás ponerte en mi piel.

Quiere. Déjate querer. Supera. Disfruta. Aprende, que todo llega.'

Desconfianza, ¿por qué?

Ya estoy de vuelta por aquí. No hacía tanto no? un mesecillo... Ya lo sé, soy un desastre, pero hay que quererme. 
Es muy difícil conocer personas que merecen la pena, ¿no creéis? Aunque claro, quizá alguien que para mi merezca la pena, para ti no. Es un concepto muy relativo. Pero aún así estamos de acuerdo en que es difícil encontrar alguien que pueda caminar contigo o que no te decepcione. Me extraña de nuevo bastante lo bien que van las cosas. Ya sabéis este miedo irracional de cuanto todo va tan bien que algo tiene que salir mal y al final no es otro que tu mismo el que la lía. Pero estoy conociendo a personas, ya sea de una forma o de otra, que parece realmente que valdrán la pena. Aún así ando con bastante cuidado. Ya no me tiro al vacío como antes, porque al fin y a cabo es cierto que de los errores se aprende, pero tampoco puedo dejar de sentir de una manera fuerte o de ser pasional porque realmente es parte de mi, no tengo nada que hacerle y la verdad aunque pudiera cambiarlo probablemente no lo haría. 
Encontrar gente con la misma pasión que tu y que además comparta gustos, es difícil. Hace muy poco conocí a una persona más que comparte una de mis pasiones, aunque obviamente no de forma tan intensa como yo, sólo faltaba. Como muchos sabréis hablo del teatro. Y como pocos sabréis, la última vez que encontré una persona con estas características la cosa no salió mal, pero tampoco del todo bien. Y lo cierto es que entre ellos se parecen bastante y no sabéis lo que eso llega a asustarme. Pero bueno, a ver que pasa, os mantendré informados (o no).
Podéis interpretar todo esto de la forma que queráis. Podéis sacar en limpio que con este texto de hoy quería deciros algo, o simplemente contaros un poco como voy. Sólo os diré que nunca entro aquí por nada, y siempre con ganas de escribir. Recordad que los miedos se quitan enfrentándose a ellos, que la única forma de pasar el túnel es cruzándolo, y que las cosas no son lo que parecen. No os olvidéis de la magia y tened cuidado de con quién habláis... porque puede que no sea lo que pensamos.
Ah! Recordad también que estáis menos solos de lo que podéis pensar y que caminar sólo de vez en cuando, no es malo en absoluto.
Sé feliz con lo que tienes, porque nunca sabes donde estará tu princesa.

martes, 25 de agosto de 2015

Mas allá de la magia.

Yo no sé cuántos de vosotros creéis en la magia. Conozco mucha gente que dice que la magia no existe, que todo tiene truco y que todo es mera ilusión. Después están las personas que si creen en la magia, pero esto es en parte como el amorm. Cada persona lo ve y lo percibe de mil y un maneras diferentes. La magia para mi, son momentos. Son esos momentos que te hacen volver a ser niño, que hacen que repentinamente no entiendas muchas de las cosas que pasan e incluso tener un poco de miedo. Como cuando un niño que es pequeño ve como funciona algo y se sorprende con ello. Para él, eso es magia.
A veces conoces a personas que de repente te hacen ver lo que es la magia en cualquiera de sus modos, que cuando ellos sonríes te sientes como cuando un niño ve un globo. Te hace sentir algo... De lo que siempre quieres más. Y entonces empiezas a ver como todo merece la pena. Y empiezas a buscar magia en todos los rincones de tu vida hasta que te das cuenta, de que cada pequeño detalle puede convertirse en magia si tu quieres. Ahora sólo tienes que averiguar en que tipo de magia puedes convertir tu vida. Muchas suerte pequeños.
 Sé feliz con lo que tienes, porque nunca sabes donde estará tu princesa.

jueves, 2 de julio de 2015

El tren de la felicidad.

Sé que no es habitual que lo que os deje por aquí sea un vídeo. Pero este vídeo se ha hecho viral desde que apareció en youtube y creo que por una muy buena razón, y además creo que debería ser una obligación verlo. Porque este vídeo en tan poco tiempo expresa los valores que yo intento explicaros tantas veces. Que no dejéis pasar os trenes, que los sueños pueden cumplirse pero sólo si los persigues. Que cada paso que das, aunque no te des cuenta estás mas cerca de tocar tu propio cielo con las manos. Que la vida pasa en un suspiro sin que nos demos cuenta y hay ciertas cosas que si no hacemos nos arrepentiremos cuando no podamos hacerlas. Que tenéis que hacer lo que vosotros queráis con vuestra vida, no lo que creéis que debéis hacer, no lo que os han inculcado o lo que la gente quiere que hagáis. Sois dueños de vuestro propio destino y eso tanto puede ser bueno como malo. Creo que la peor sensación que puedes tener es dejar pasar esos trenes que se te presentan en la vida y que podrían hacerte feliz pero dejas escapar por miedo al fracaso. Pero cuando intentes darte cuenta, no sólo ese tren, si no la propia vida, habrá pasado.
Juventud, divino tesoro.
¡ya te vas para no volver!
Cuando quiero llorar, no lloro...
y a veces lloro sin querer... 
Sé feliz con lo que tienes, porque nunca sabes donde estará tu princesa.

miércoles, 1 de julio de 2015

Ríe cuando puedas, llora cuando lo necesites,

Ahí me tenéis, en uno de esos días en los que nadie te coge el teléfono y las paredes se te echan encima. Yo sé que siempre hay salida, pero saber que todo irá mejor no quita que me sienta echa una porquería. Pasa los años, los proyectos, los sueños. Recuerdas cómo querías ser cuando eras pequeño? Crecer es darte cuenta de que la vida no es como te gustaría que fuera, todo es mucho más complejo. Responsabilidades, luchas, deberes, sonreír cuando no te apetece, mentir para no hacer daño a le gente que quieres, fingir cuando perfectamente sabes que te mienten. Pero merece la pena hacer lo que supuesta mente debes mas veces de las que quieres? Por qué terminé haciendo lo que todos hacen si se supone que siempre me sentí diferente? He sido un cobarde disfrazado de valiente, siempre pendiente del qué dirá la gente. Escondo mis miedos para parecer fuerte, pero ya no más, es hora de ser consecuente. 
Con este tema me hago una promesa, y es hacer lo que sea para encontrar soluciones, no problemas. Sé que no soy perfecto, vale, pues no me castigaré más por no serlo. Voy a aprender a decir que no, a aceptarme como soy, a medir el valor, porque a veces fui valiente con miedo. Yo sé que suena extraño pero sabes qué? Lo peor de todo es que es cierto. Hoy busco dormir a gusto. No suena muy ambicioso, pero créeme, es mucho. Llevo mucho tiempo estudiando la vida y eso de que no hay mal que por bien no venga es mentira. Me centraré en lo importante, en mi familia, mis amigos, mi pasión por el arte. Aceptaré que tengo derecho a estar de bajón de vez en cuando pues porque estar de bajón es humano, pero no pienso rendirme ante ningún problema. Confío en mi y soy capaz de vencer lo que sea. Volveré a caer millones de veces pero siempre volveré a erguirme porque me di cuenta de que... sabéis de que me di cuenta?
Pues de que quizá la clave para ser realmente libre sea reír cuando puedas y llorar cuando lo necesites. Ser honesto con uno mismo no? Centrarse en lo importante y olvidarse del ruido. Quizá la clave para ser realmente libre sea reír cuando puedas y llorar cuando lo necesites. No obcecarse con los objetivos, tratar de relajarse y vivir algo más tranquilo.'
Sé feliz con lo que tienes, porque nunca sabes donde estará tu princesa.

martes, 30 de junio de 2015

Un café sólo, con leche o contigo.

Podría decirte que estoy loca por tu carita bonita. Podría decirte que al verte yo me pongo nerviosa. Podría decirte que cuando vienes no sé ni como ponerme. Podría decirte que cuando vienes me tiemblan hasta las pestañas. 
Bravo. Brava tu cara, bravo tu cuerpo moreno. Trabo. Se traba mi lengua cuando quiere hablarte y decirte que caigo en lo visto y no sé como no repetirme. Mil canciones hablan del amor sincero, de volar sin alas, de descubrir como es amar, pero eso ya cansa. Quiero que te acuerdes, yo quiero ser original.
Para decirte te quiero yo te digo que me recuerdas a ese caramelo que yo de niña quería y pedía y no paraba hasta tenerlo. Para decirte bonita, yo te digo que es comparable lo que siento cuando te veo a un desierto vacío y seco, pero al revés. Para pedirte una cita igual te pido que me digas si este café te gusta solo, con leche o conmigo justo después de comer. 
Sé feliz con lo que tienes, porque nunca sabes donde estará tu princesa.

domingo, 21 de junio de 2015

Yo quiero ser guerrero.

La vida es un regalo que hay que disfrutar. Hay que tratar de sentirse, de comprenderse, hay que juzgarse menos y quererse más. Que no estás haciendo las cosas mal si te sales del camino que te marcan. Lo que sentimos es lo correcto, es lo que somos. Y los pensamientos que no controlamos son lo que nos atormenta y nos generan los miedos, el miedo a no ser capaz, el miedo a desaparecer. El ser humano tiene 60.000 pensamientos al día y la mayoría son negativos. Pero tienes que saber que se puede cambiar como el que chasquea los dedos. Y que poco a poco, a base de espantarlos, dejan de aparecer, igual que un gato si le dejas de dar comida. Recuerda que igual que piensas, sientes. Y disfruta de cada momento porque la vida es eso, momentos. Momentos como este. Hoy vamos a levantar los mecheros celebrando lo vivido, a cogernos de la manos recordando los caídos, sabiendo que el tiempo no importa, que no es real. Y lo que un día fuimos quedará grabado en las cenizas de la eternidad.
Sé feliz con lo que tienes, porque nunca sabes donde estará tu princesa.

lunes, 15 de junio de 2015

Hachís.

Conozco drogas con menos capacidad de adicción que tus abrazos de tres sílabas; ven.
Ven, que tengo el corazón y la cama sin hacer. Que a veces la vida me cuesta trabajo y no me pagan por ella; que quiero decirte prosas.
Vísteme despacio, que tengo prisa por volver a desnudarte. Sálvamd la vida, pero déjame morir de amor si apareces sin paraguas, cerca.
Déjame cubrirte las espaldas con mi ombligo, déjame partirle la cara B a la vida.
Déjame consolarme, consolarte, consolarnos. Déjame consolidarte en arte. 
Déjame no ser si no hago, déjame hacer aunque no sea. Déjame ser suelo si te va es y cielo si lo tocas. Y nubes si te llueve; y tabla si te ahogas y humo si ya no ríes.
Déjame hacerlo mal para sentirme bien. Déjame que sienta y siéntate que tengo algo que contarte.
Déjame pero sobre todo; no me dejes.

Sé feliz con lo que tienes, porque nunca sabes donde estará tu princesa. 

sábado, 13 de junio de 2015

Tiemblo.

Soy la primera que siempre os digo que afrontéis vuestros miedos de frente porque es posible que eso pueda haceros más felices. Pero como seguramente sospecháis, es posible que sea la persona que tenga más miedo de todas, y no tengo nada que hacerle. No quiero convivir con ellos, obviamente, de modo que los afronto, a veces sale bien y otras no pero al menos no pueden decir que no salió bien porque no lo he intentado. Siempre que puedo pongo todo mi empeño y dejo mis fuerzas en todo lo que hago, intento hacerlo todo mejor. Y es que lo creáis o no soy realmente exigente conmigo misma y si algo pienso que podría haberlo hecho mejor me enfado conmigo por no haber hecho todo lo posible, porque realmente cuando lo hago es cuando puedo decir que me siento realizada. 
Tengo un pequeño mal presentimiento sobre esta semana. Ultimamente están pasando una serie de cosas que están cambiando mi vida de nuevo y todavía no se si para bien (que es lo que espero) o para mal. El miedito ese que tengo. Pero tampoco puedo estar  pendiente de el todo el rato. Tengo la sensación de que sacarme una sonrisa es demasiado fácil por lo risueña que soy, pero ver la cara de satisfacción en la persona que la produce es simplemente... encantador. Es como si de pequeña meta se hubiera puesto hacerme sonreír y eso me vuelve loca.
Hay personas que su cercanía me produce escalofríos, lo cual no suele ser bueno. Para mi las personas que merecen la pena sólo con su presencia me hacen temblar. Y algunas, con sólo rozarme causa en mi una sensación de paz, de tranquilidad, de calma, de seguridad... que no se puede conseguir ni con el mejor mantra ni con la más eficaz de todas las meditaciones. Y realmente me siento a gusto con esas personas porque es como si no fueran ajenas a mi, solamente un trocito de mi que ha ido a parar a otro lado. Como si al llegar hubieran cogido un trocito de mi corazón, lo guardasen con ellos y no tenga miedo porque vaya a romperse. Esa sensación es la que busco en mi vida todos los días. Ojalá nadie os defraude nunca tirando o rompiendo ese trocito de vuestro corazón, y si por casualidad es así, habrá personas que lo tratarán mejor. Aprended de eso, como en la vida hay que aprender de todo. 
Haz locuras, no tengas miedo, sonríe, vive.
Buenos días!
Sé feliz con lo que tienes porque nunca sabes donde estará tu princesa.

jueves, 4 de junio de 2015

Errores?

Siempre cometo el error de sorprender, de intentar que nada sea normal, que no sea lo que te esperas. De decir esa frase que te encanta, cuando imaginabas que diría otra distinta. De arriesgarme, sin temer un no. De hacer las cosas sin esperar nada a cambio. De fijarme en como brillan tus ojos al escucharme hablar. El error de conformarme con tu media sonrisa o un abrazo en un portal. Esas cosas en las que no se fija nadie. Yo si.
Y no sé si me va bien o mal, seguramente mal, pero no quiero cambiarlo.
"Y se enamoró de la niña más insegura, queriendola con sus secretos, sus miedos, sus imperfecciones, sus monstruos. Él se enamoró de su infierno."
Sé feliz con lo que tienes, porque nunca sabes donde estará tu princesa.

sábado, 30 de mayo de 2015

Hay que ser felices.

En la vida hay que ser felices porque ya hay millones de personas tristes y hay que compensar ese número aunque solo sea un poquito. 
Cada persona compone su felicidad de distintas maneras, y personalmente creo que la vida consiste en buscar esas cosas que te hacen felices, en vivir experiencias, en no estar quieto. Para mi lo peor que puedes hacer es quedarte sin hacer nada esperando a que las cosas que buscas lleguen a ti, o simplemente ver pasar las oportunidades por delante de sus narices sin ni siquiera esforzarte por levantar la mano y cogerlas. Personalmente no soy capaz de ser egoísta en algunos sentidos, porque mi felicidad acostumbra también a depender de la gente de mi alrededor. Pero después de un tiempo en pausa creo que debería empezar a cuidarme un poco más. A perseguir realmente las cosas que quiero, porque chicos, la vida pasa sin que podamos darnos cuenta de ello, y cada vez queda menos para realizarnos.
Salid de esa zona de confort en la que os encontráis normalmente porque más allá de ella está la vida. Haced locuras si eso os hace sentir bien, salid por ahí, perded la noción del tiempo, somos personas y no podemos evitar ser como somos. Podemos tratar de cambiar para mejor, pero si realmente en el fondo sabemos que eso no es lo que quieres tú, si no lo que los demás buscan, no lo harás, porque ante todo hay que ser fieles a uno mismo. Os lo repetiré millones de veces, vivid de forma que si en cualquier momento perecéis, lo hagáis felices. 
Yo, voy a agarrar mis miedos por las pelotas y sacarlos ahí fuera al mundo para patearlos. Creo que deberíais hacer lo mismo.
Sé feliz con lo que tienes, porque nunca sabes donde estará tu princesa.

jueves, 7 de mayo de 2015

Uno más es también uno menos.

Podríamos decir que hoy es un día como otro cualquiera más para mucha gente. Pero también que no lo es para ti, aunque no te afecte cambiar de cifra. 
No me puedo creer que eso se esté acabando... Pero bueno, hoy no estoy aquí para ponerme melancólica, todavía. Estoy aquí para felicitarte, porque aunque tu no lo notes ahora tiene un añito más, que ya echarás de menos esta edad y te acordarás de mi al pensar que eres un año mayor. 
Y ante todo, quería también darte las gracias. Gracias por esos sustos que me das cada vez que me ves y a los que me estoy inmunizando, por todos esos momentos en los que he tenido ganas de matarte y de gritarte y en los que me he intentado enfadar contigo, sin éxito. Por todas esas sonrisas que me has sacado, por tus inesperadas apariciones cuando más lo necesito, por todos esos abrazos que quedan entre nosotros, por esas buenas noches que a veces me das y que nadie supere. Gracias por tener paciencia conmigo, por escucharme, por aguantarme, por cantar conmigo. Gracias por compartir conmigo una de mis grandes pasiones y conseguir que sea para mi todavía mejor, aunque aún así no me exija mucho. En definitiva, gracias por aparecer en mi vida pequeño. He pasado tantos buenos momentos contigo que me son imposibles de contar. 
Como sabes, tengo miedo a muchas cosas y algunas tienen relación contigo. Tengo miedo de darte un abrazo y que sin darme cuenta sea el último. Pero tengo una mala noticia para ti, y es que no voy a permitir nunca que te olvides de mi, y quieras o no seguiré acosándote como ahora o incluso más, prepárate! Porque te has convertido en una de las personas más importantes para mi en los últimos meses y no quiero que deje de ser así. Que estoy segura de que todavía hay muchas cosas de ti que no sé y que quiero saber, que cuánto más me cuentas, más necesito saber. Quiero estar ahí, contigo, cuando me necesites y también cuando no. El verano es muy largo, y todavía me debes un cine. 
Eres una persona realmente increíble y que me sorprende con cada movimiento que hace. Podría quedarme contigo horas sin darme cuenta de que el tiempo pasa, pensando que tan solo han pasado unos minutos y riéndome hasta llorar de las tonterías que dices. 
Ahora si ya puedes llamarme lo que quieras que ya va siendo hora de terminar esto y arrancar para verte, porque cuando leas esto voy a estar ahí pululando por tu alrededor seguramente. 
Muchas felicidades pequeño, ojalá tengas un gran día porque nunca podrás tener todo lo que mereces. Te quiero, Travis.

viernes, 17 de abril de 2015

'Hoy aprendí que me hace falta una libreta para apuntar.'

Las personas que en vez de un teléfono en el bolsillo llevan una libreta y bolígrafo escasean, pero existen. Cada vez confirmo más mi teoría de que nada en la vida es imposible y que todo es cuestión de voluntad. A veces, las mejores ideas se te ocurren en un bus a ninguna parte, o saliendo de la ducha. Y entonces seguro que la mayoría de vosotros pensáis: "Esto tengo que apuntarlo!" pero no lo hacéis. Y el tiempo pasa, y os olvidáis de todo eso que habíais pensado, de todas las cosas que queríais hacer.
Los seres humanos, las personas, estamos compuestas de sueños. Sueños que tienden a romperse en pedacitos por nada más que nuestra culpa. Todo consta, de nuevo, de una decisión. De ese click que seguro que muchos habéis sentido en la cabeza y que os ha cambiado la vida. Y esa decisión de la que os hablo no es otra que esa que dice, "voy a levantarme del sofá" y eso conlleva millones de cosas. Conlleva un voy a cambiar mi vida, un voy a luchar por lo que quiero, un los sueños son posibles, que os lo digo yo. 
Que la felicidad no es una cosa extraña que nadie conozca. Pero si no eres perseverante en intentar cumplir esos sueños, claro que se os van a escapar. Se van a ir como se va el globo de un niño cuando lo sueltan a propósito. Y en ese caso habrá un lado de vosotros que empiece a pensar en que hay cosas que son imposibles, irrealizables.
Y os digo de verdad que no es así. Que si queréis ir a la luna, pues luchad por ello y seguro que algún día iréis. 
También es cierto que hay sueños más fáciles que otros. Pero quiero que viváis la vida de manera que cuando logréis conseguir ese sueño os regodeéis un poco en vuestra felicidad, pero no os encontréis pensando ¿y ahora que hago? Porque no debemos de tener tan solo una meta en la vida, ni tenemos por qué perseguir solo una a la vez. Simplemente hay unas que necesitan de más o menos tiempo, de más o menos esfuerzo. 
Pero despertad chicos, y hacedlo rápido. Porque quizá tengáis en vuestras manos la oportunidad del ser del todo felices fuera de vuestra zona de confort y el árbol no os esté dejando ver el bosque. Abrid los ojos, por favor. Porque la vida pasa, y hay cosas que no se pueden dejar por la mañana. Hay cosas que en unos años no podréis hacer, pero ahora sí. Y estoy seguro que eso será una experiencia inolvidable.
Hay cambios de actitud y pensamiento que pueden haceros mucho más felices de lo que sois, no lo olvidéis. Dad un giro de 360º a vuestra vida si no estáis contentos con ella.
Y mientras tanto, sé feliz con lo que tienes, porque nunca sabes donde estará tu princesa.

sábado, 11 de abril de 2015

Titiriteiro, porque titirita.

'Foi. Antes de subir ó trapecio, a rapaza, vestida de pescadora, cantou. Na metade da canción dirixiuse á butaca que ocupaba él, e botoulle o sedal da cana, mentres lle dicía entre as risas de todos: "Pica, pica, pececito." 
Volvéronse atopar ó día seguinte. 
Él tiña un sombreiro de palla sobre dos ollos pra tornar o sol. Volveulle preguntar: "Lémbraste del?"
Sentiu os seus labios dela que se pousaban nos seus. Foi coma un trallazo. Unha ledicia branca nacíalle dentro do corazón. Despois, bicáronse. Bicáronse moitas veces. E ela apoiou a súa cabeza no peito del. 
Pronto correu a noticia de que se vían no río. Na casa, rifáronlle. "O que me faltaba! -dixera seu pai- Un fillo titiriteiro!"
Pero seguíanse vendo ás escondidas.'
Sé feliz con lo que tienes, porque nunca sabes donde estará tu princesa.

viernes, 10 de abril de 2015

La gran decisión.

Con el paso del tiempo rara vez nos vamos a arrepentir de haber fallado, y sin embargo nos va a pesar en nuestro pasado el ni siquiera haberlo intentado. 
Os voy a decir una cosa que muchos de vosotros no queréis y otros no lográis aceptar, y posiblemente sigáis sin hacerlo después de leer esto, pero ahí va: La vida está compuesta de decisiones. Y si, es así, lo queramos o no. Cada día tenemos que tomar una serie de decisiones que puede llegar a cambiar nuestra vida entera o tan sólo ese día, pero todos los días una simple decisión hace que algo cambie. 
El simple hecho de ir por otro camino a casa esta vez, de que empiece a llover y en vez de correr te quedes ahí sintiendo un poco más, de quedarte un poco más después de teatro con alguien... Puede que tan solo suponga que llegaras a casa más tarde o que cogerás un resfriado. Pero también puede ser que por ir por otro camino te encuentres a alguien que hacía mucho tiempo que no veías y retoméis la amistad donde la dejasteis, o que bajo la lluvia te pongas a pensar y de repente algo haga click en tu cerebro y todo cambie, o que con esa persona con la que te quedaste un poco más pase algo inesperado y de repente os encontréis mucho más unidos. 
Nunca os habéis preguntado ¿que hubiera pasado si...? Pues eso quiere decir que en algún momento de vuestra vida habéis tenido que tomar la decisión de si hacer o no una cosa. O a veces esa decisión incluso no estaba en vuestra mano, como cuando pensamos que hubiera pasado si en vez de ir al instituto en el que ahora estás hubieras ido a otros. 
Hay personas que estas decisiones las toman sin darse cuenta prácticamente, por impulso, y les va bien o a veces no. Y gente que le da tantas vueltas a las cosas para escoger el camino correcto que les va bien, o a veces no. Con esto chicos, quiero deciros que no existe una forma universal de escoger la mejor decisión, porque nadie sabe cual será y puede que en el futuro te arrepientas de haber tomado esa decisión o simplemente que te vaya bien. Pero ha sido lo que tu creías que sería mejor y eso... eso no es malo. No puedes culparte por haberte equivocado en algún momento de tu vida porque es completamente imposible saber lo que va a pasar después de esa decisión.
Con esto no quiero que de repente empecéis a darle vueltas a cosas como que hacer cuando llueve o por dónde volver a casa, simplemente que hay decisiones que se toman por impulso y otras que se toman tras deliberar bastante. Solamente haz lo que quieras, lo que creas mejor, y no te arrepientas de ello, porque de verdad no merece la pena. La vida, está hecha de decisiones, a veces grandes o a veces pequeñas, pero decisiones. No lo olvidéis.
Sé feliz con lo que tienes, porque nunca sabes donde estará tu princesa.

jueves, 9 de abril de 2015

Perdón por los bailes.

El hotel no esta tan mal como pensaba. Hay disparos entre un árbol y una ráfaga de viento en la ventana. En la calle un niño roba a un indigente que se esconde de la gente por vergüenza, no levanta la mirada. Y una puta me sonríe, le hago gracia. Le tiré la flor que adorna la bañera, me recuerda a la escalera que me hacías bajar para besarte. Como una droga cortada me endurece tu recuerdo y ahí me quedo. Voy a tener que volver a pedir que no me pasen llamadas... Ya ves, no hay mas que un cuerpo en el suelo pensando en tu aliento que empieza a gemir. Vas a tener que volver, o no se si esta noche habrá concierto. Ay amor! Que dueles como el viento, que hay sed y todo este desierto, no ves que se me abre la boca. Ay amor! Cargado de recuerdo en la luz que amanece diciendo que tu sonríes más ahora. Hay una mujer maldita que me habla de pie en el bar que esté, un rock and roll y una fotografía a medias. Ay! Hotel con un niño cabrón, con un mendigo robado, con una hombre a mi lado que vino a cobrarme el amor, a pedirme perdón por los bailes. Que vino a matarme, que vino a matarte. Que vino a robarte la voz que en la calle sonrió a tus verdades. Que subió a brindarme el calor que tu cuerpo no me dio. Y si no quieres venir no habrá charco de sangre, y luego llega el desastre de tocarme solo. Ni mas canciones cobardes, ni ramas de escombros. Y si te quieres venir, tráete una copa de vino, una sonrisa carmín, un malecón de suspiros. 

Vuelvo a verte, moreno entre la gente, tan guapo como siempre, pero ahora en los hoteles guardo otra ropa interior. 

Vuelvo a verte sonriendo en los andenes, tapándome la luna, y nunca lavé el coche callando este derroche, gritando yo ninguna. Vuelvo a verte, ay amor!

miércoles, 8 de abril de 2015

Besos de fuego y sal.

Una vez alguien dijo que la música era el verdadero idioma universal. Otra persona comentó que el único idioma universal es el beso y una tercera manifestó que la sonrisa es el idioma universal de las personas inteligentes. 
Si esto es así, entonces...
¿Soy más inteligente cuando te beso? ¿Y cuando sonríes debo sentirme besado o quizá debo prestar atención y escuchar música con cada sonrisa?
Siento que puedo viajar por el mundo con una guitarra componiendo sonrisas y recibiendo besos que atrapo como notas musicales. Y todos me entenderán con mis besos y regalaré inteligencia.
Que mi idioma musical regale sonrisas a un mundo que necesita sentirse besado. No importa su lugar de origen, pues sonreiré a todas y sentirán mi música en su piel.
Así pues te besare con música y sonreirás besos y hablaremos con sonrisas que escuchará el universo, hasta caer rendidos de inteligencia.
'El poder del beso nadie lo compara. Tierno manantial de sueños, anhelos ocultos de boca a boca, sabores inciertos siendo pequeños. Entra al corazón como rayo inminente, amante así es, amante escondido, y cuenta los segundos eternos que son difíciles de lidiar, es bandido. Hasta que sientes el roce de su efecto. Paraliza los sentidos como un veneno, llegar al cielo por chocar con otros labios, para que tu adicción no tenga freno. Y quedas preso en cada laurel, con miedo a no perderse en su laberinto para siempre sentirse feliz; pero al final su reflejo es distinto.'
Nuestros ojos se hablan sin decirnos nada, porque ya sabemos lo que queremos. Un poco de caos en nuestro orden.

lunes, 6 de abril de 2015

Qué es poesía?

'Hay cosas que son muy difíciles de cambiar. Amistades que aunque se disipan siguen presentes. Amores que matan por eso de que el amor cuando no muere mata, y amores que matan nunca mueren. Personas que han muerto, y sin embargo su recuerdo está más vivo que nunca. Existen también sonrisas de melancolía y lágrimas de felicidad. Por eso no entiendo porque siempre lo relacionamos con lo contrario. He mentido para no hacer daño y fui sincero para herir en lo más hondo del que me había bombardeado. Muchos han dudado de que fuese capaz de hacer algunas cosas, y yo he brindado por ellos mientras estaba en la cima y les he mandado un beso cargado de reproches, porque también he sido Judas. No supe que era el amor hasta que leí a Benedetti. La primera vez que probé esta droga fue leyendo a uno de los grandes, y desde entonces necesito dosis diaria de besos de Neruda, sentimientos de Bécquer y dosis de realidad de Escandar. Y no te voy a mentir. Cada día necesito respirar más cada vocablo. Sentir en mis venas fluir la poesía y llegar a lo más alto, aunque no se a donde, en una especie de éxtasis en forma de métrica. Y así me he dado cuenta de que la vida es lucha y no se luchar, pero todavía me mantengo en pie, no sé por qué.
Y que respirar a veces puede ahogarte. Y por eso odio profundamente las despedidas. Porque llevan un mensaje subliminal que grita que puede no haber mañana. Porque de todos los vocablos que me llevan al cielo, el único que me da miedo, es adiós.'

martes, 24 de marzo de 2015

Que nada nos separe.

Para que nada nos separe,
que no nos una nada, 
pero mi cuerpo siempre te conocerá,
mi pensamiento siempre te recordará,
cada canción, imagen y olor
a mi te traerá.

Cuando pueblen en tu cabeza las blancas
experiencias,
verás con otros ojos los pocos
momentos que pude entregar.
Sólo te pido que intentes ver
las razones por las cuales 
compartir los espacios no pude. 

Tu amor me hizo volar,
ilusión fue lo que me llenó la vida.
Te devolveré las cartas nunca escritas
te devolveré las rosas marchitas
pero dejaré conmigo tu abrazo,
tu beso, tu paciencia, 
tu sonrisa, tus ojos,
tu recuerdo.

Agradecida de ti quedo,
agradecida y con un dejo de tristeza,
tristeza que sólo el tiempo
transformar podrá
en un recuerdo para mi eternidad.

martes, 17 de marzo de 2015

Voy a por ello.

Me cortaron las alas, me sentí débil sin ellas. Escondido entre sábanas no pude ver las estrellas. No paré de luchar, no paré de perder, cogí la sartén por el mango y me quemé. Huí de mis problemas pero estos me acorralaron, hundido en mis penas quise todo abandonarlo. Tiré la toalla, pero alguien la recogió "esta vez voy a por todas", dijo y me la entregó. Quizás el destino me dio otra oportunidad, una oportunidad así tendría que aprovecharla. Iluminado de nuevo mi camino, cogí aliento, y empece a correr bien rápido en contra del viento. Ríos, valles, montañas... nada me detiene, orgulloso de estar por fin junto a la gente que me quiere. Algunos vienen y otros van, pero los que están, están, y los que no me quieren bueno... que digan lo que quieran. Van de duros algunos y lo que le falta es cariño. Niños con ojos de adulto, adultos con ojos de niño. Que tiemble el destino y que me ponga un reto nuevo, que tiemble el destino porque hoy yo vuelo.'
Sé feliz con lo que tienes, porque nunca sabes donde estará tu princesa.

Break

Qué le pasa a esa gente que supone que te odia o que no te respeta o lo que sea pero sigue queriendo saber de ti? Hola? Algunos tienen una falta de cerebro que no acabo de creérmelo, de verdad os lo digo. Este tipo de personas cuando madure (si lo hace) y sé de cuenta de lo gilipollas que lleva siendo taaaaanto tiempo, verás que cara se le queda. En fin, el que ríe el último, ríe mejor.  Tras este mini - desahogo que acabo de hacer no pienso darle más importancia a este asunto. Besis chicos.
Sé feliz con lo que tienes, porque nunca sabes donde estará tu princesa.

lunes, 2 de marzo de 2015

Pasiones vividas.

Los filósofos empiristas dicen que todo sale de la propia experiencia y he de deciros que estoy muy de acuerdo en eso. Y yo este fin de semana viví una de las mejores experiencias de mi vida. Es increíble ver como se unen de una manera rapidísima un montón de personas que no se conocen de nada solo porque hay un vínculo que tienen en común, y acaba pareciendo que las conoces de siempre. 
Poder compartir una de tus pasiones con alguien que siente lo mismo que tu es una sensación increíble. No tienes esa sensación de hablar o compartir eso con alguien que piensas que no te entiende porque no siente lo mismo que tú.
En esta jornada hubo una cosa concreta que casi me hace llorar. Bueno, no voy a mentiros, hubo muchas, pero esta realmente me tocó el corazón. 
El lugar en el que estuve fue un campus de teatro, y estaba con algunos de mis compañeros al margen de un montón de gente que no conocía. Mientras, al final, poníamos en común los distintos talleres que habíamos hecho y lo que habíamos aprendido, uno de ellos, sentado a mi lado, me dijo: "Es que cuando te vayas tu de teatro va a ser como...eh... y el talento?" Y quizá os parezca una tontería pero es algo que casi me hace llorar. Es algo que me hizo sentirme querida por los míos, por el entorno en el que estoy, en el que mejor me lo paso y el que mejor me cuida. 
Ojalá pudiera darle las gracias al teatro por todo lo que ha hecho por mi y me ayudado, y quizá a él no pueda, pero a todos mis compañeros que hacen que todo sea tan maravilloso como es, si que puedo. Así que chicos, gracias.
Y antes de marcharme después de compartir esta pequeña parte de mi con vosotros, quería recordaros que si algo os hace felices no os importe el qué dirán de los demás. Quizá ellos no lo entiendan hasta que tengan la oportunidad de ver cómo disfrutáis con ello, como lo hacéis parte de vuestra vida o como lo vivís. Perseguid vuestros sueños, porque se cumplen, ya lo veréis. Luchad por lo que queréis.
Y por último, sé feliz con lo que tienes, porque nunca sabes donde estará tu princesa.

sábado, 21 de febrero de 2015

No pide tanto, idiota.

No sé cuantas veces lo habremos hablado y voy estando algo cansado de tener que repetir, y de encontrar motivos para que comprendas, sin que suene a reprimenda, que esto sucedió por ti. Sin dudarlo ni un momento me aseguras que no existe causa alguna para que se enfade así. Dices que ella nunca tiene suficiente, que es muy poco independiente, que no te deja vivir... pero luego te ahogas en vasos de agua. Tu no lo entiendes, ella quiere que le escribas su canción, que la escuches que le prestes atención, que la invites a tocar tu corazón... no pide tanto idiota. 
Ni quieres querer, ni quieres que te quieran, ella nunca es la primera, háblale con claridad. Con el alma justo encima de la mesa, evitando las promesas que jamás se cumplirán. Es la historia de quien nunca se arrepiente porque siempre se convence de que no puede cambiar. Es la crónica de un ciego y su mentira que mil veces repetida se convertirá en verdad...para luego ahogarte en tu vaso de agua.'
Sé feliz con lo que tienes, porque nunca sabes donde estará tu princesa.

jueves, 19 de febrero de 2015

Eterna.

Hacia realmente mucho tiempo que no me sentía tan bien como me sentí hoy. Tan persona como para volver a escuchar las cosas de antes, y con interés. Con demasiado podría decir incluso, porque cuanto más sé, más quiero saber. Ansío saberlo todo.
Pero en estos momentos en los que estoy a gusto de repente me pongo a pensar sin darme cuenta y vuelve a mi el miedo. Después de todas estas cosas que me pasan (y seguramente me seguirán pasando) con la gente a la que quiero, cada vez me cuesta más confiar en las personas e incluso en mi misma. Y yo no puedo perder eso porque lo considero una parte muy importante de mi. Es verdad que si confío de nuevo en una persona tan pronto puedo volver a hacerme daño sin querer, pero una persona tan sincera y tan buena... no puede hacer daño queriendo. ¿O si? No lo sé la verdad, pero yo personalmente prefiero pensar que no, porque si no mi vida se reduciría bastante. 
El miedo es parte de cada persona, todos le tenemos miedo a algo. Yo personalmente tengo miedo a hacerme daño pero aún así arriesgo, porque la vida sin arriesgar no es vida, no estás viviendo si no corres riesgos, sólo dejando que el tiempo pase.
Una mirada tan pura, tan profunda y tan bonita como la que vi hoy dice mucho de una persona, muchísimo. Y a mi eso... Me transmite tranquilidad. Una tranquilidad que actualmente sólo encuentro en, a lo mejor, un par de personas. Y eso es lo que más me llama la atención, lo que me transmite con mirarme a los ojos. Me hace sentirme bien y eso me gusta, y creo que es algo que necesito, que merezco en parte.
Me pasaría horas en la manera y con la compañía con la que las pasé hoy. A lo mejor con una chaqueta algo más gorda, pero bueno... 
Quería transmitiros de alguna forma lo bien que se puede estar con poca cosa, intentando olvidar las cosas malas que pasan. Viendo las cosas buenas, se está mucho mejor. Repirad hondo y pensad que la vida no es tan mala como la pintan, os lo digo yo. Y antes de marcharme de nuevo quería recordaros que enfrentéis vuestros propios miedos aunque no sea fácil, porque son esos miedos los que quizá os están impidiendo ser tan felices como quisierais. Yo, voy a arriesgar de nuevo. Buenas noches bellos!
Y recordad lo que os digo siempre: Sé feliz con lo que tienes, porque nunca sabes donde estará tu princesa.

sábado, 7 de febrero de 2015

Un baile, corto o largo, sin mirar el reloj.

Hoy voy a empezar confesando que no existe un comienzo suficientemente bueno para este texto. 
Me perdería por las capitales de tu cuerpo cada mañana, y sé que encontraría las 7 maravillas en ti todas las noches. No habría mayor premio que  poder despertar contigo entre las sábanas de la cama, ni mayor tranquilidad que perder la cordura soñándote mientras duermes a mi lado. Porque consigues que pierda el sentido de la realidad y, al mismo tiempo, que encuentre la esencia de las cosas importantes. 
Eres la palabra que no encuentro, el sentimiento que no existe y la emoción que nunca había sentido. Eres el proyecto que nunca tuve y el sueño que no me robaron. Eres tú, y por ser tú, todo ha sido diferente. 
Hoy Melancolía me ha dicho que tranquila, que sólo me va a arrancar unos cuantos suspiros cada vez que te vayas y que las lágrimas, aunque amargas, nos van a saber muy dulces. También ha hablado con Distancia, su mejor amiga, y le ha informado de nuestra situación. Se ve que han estado hablando durante el café de esta mañana y Melancolía ha convencido a Distancia para que, por favor, no nos lo ponga más difícil. Ya las conoces. Se conocen desde hace demasiado tiempo y lamentablemente no las podemos separar. Es aún pronto para que se vayan de nuestras vidas. 
Pero no les reprocho nada, me hacen crecer. Y sé que Melancolía tiene buen fondo, porque aparece cuando menos quiero que lo haga pero a pesar de ser tan inoportuna tiene la bondad de hacerlo para recordarme por qué he sido tan feliz. 
Por eso, cariño, te quiero. Porque sabes convivir con ellas tan bien domo se hacerlo yo. Y es que eres el complemento perfecto para ponerme y salir por la fiesta de la vida. Porque eres todas aquellas expresiones que hablan de encajar, y porque representa todas aquellas ideas que los estudiantes intentas descifrar entre los versos de Bécquer. Sin embargo, contigo es imposible leer entre líneas. Porque no hace falta. La transparencia que me brindas es la octava maravilla que descubro en ti cada día de mi vida. 
Te has dado cuenta? Me permites volar y, a lo alto, puedo verlo todo más claro. Me regalas las alas y me desmontas las cadenas. Me preparas los trampolines pero también colchonetas rellenas de "por si acasos", esos con los que también rellenamos las maletas.
Consigues convencerme, sin hacerlo, de que no hay mejor lugar en este mundo que a tu lado.
'No quiero que me concedas este baile. Quiero que bailes conmigo. Que saques a bailar mis vergüenzas, que me hagas dar vueltas sobre mi misma y que con ello no sólo sea mi centro gravitatoria si no también tu centro de atención.
Quiero que entrelaces tus dedos con los míos a ritmo de vals, que me sorprendas con una bachata o que me hagas el amor al compás de un tango. 
Quiero que bailes sobre mi cuerpo rozándolo en vertical, que no me pidas perdón ni permiso y que conviertas tus preguntas en tajantes imperativos susurrados a pocos centímetros de mi oído. Porque hoy quiero depende de tu rapidez, de tu lentitud, de tus tropiezos o de tus torpes movimientos. 
Yo te concedo mi cuerpo a cambio de que el baile, me lo concedas tú. 
Así que no te limites a mirarme. Acércate a mi, agárrame la mano, acerca mi cuerpo al tuyo y llévate parte de mi suspiro en tu próxima respiración. Arranca mis ganas con tus labios, pasea tu aliento por mi cuello y deja el rastro de algún beso por alguna esquina de mi piel.
Y por último, coge aire. Que la canción tan sólo acaba de empezar.
Felicidades pequeño, que ya es un año y medio lo que llevas aguantándome y sé que muchas veces no resulta nada fácil. Y gracias. Gracias por las alas, la confianza, el amor y la paciencia con la que me quieres.
Consigues que sienta que tú eres mi elección más acertada.

viernes, 16 de enero de 2015

Apariencias.

Me parece increíble lo que pueden cambiar las cosas cuando, acostumbrado a una persona, dejas de verle o hablarle por algún motivo. Es posible que al renunciar o que te quiten algo que hacías todos los días lo eches de menos. Pero a veces, acaba viniendo bien para, una vez más, darte cuenta de las cosas. Estas son las cosas que te recuerdan que muchas personas no son lo que dicen o aparentan ser, y te acuerdas de por qué decidiste intentar no confiar tanto en la gente o no hacerlo demasiado pronto, y a no depender de una sola persona. 
Normalmente, las personas que pensamos de esta manera, que hay que desconfiar algo más de la gente, por decirlo de alguna manera (y aunque realmente no lo consigamos) lo pendamos porque a lo largo de nuestra vida pasó algo que nos hizo cambiar la mentalidad y empezar a pensar de esa forma. Y os digo, sinceramente, que si mi mentalidad no estuviera ya formada de este modo, a partir de esto comenzaría a estarlo, aunque no de manera tan brusca como inicialmente se hizo. 
No os creáis cuando os dicen que os quieren, que van a estar siempre con vosotros, cuando os dicen que os van a hablar todos los días. Que os lo demuestren, porque al final es lo que verdaderamente importa y vale y nos hace confiar en las personas que merecen la pena. Tened cuidado chicos, pero tampoco seáis paranoicos.
Sé feliz con lo que tienes, porque nunca sabes donde estará tu princesa.

miércoles, 7 de enero de 2015

Matemática de la carne.

'Fuimos a hacer el amor y parece que volvimos de la guerra. Me sentí astronauta cuando me abriste la puerta, perdido en tus lunares, diciendo adiós a la tierra, borrando en el felpudo el camino de migas para que nadie sigue el rumbo que entreven tus piernas cuando caminas. Punto a punto formando una línea recta entre tus curvas y mis indirectas con puntería. Volaron los minutos teniéndote cerca. Ocultos, y jugando mudos juntos a ese "truco o prenda", con el lenguaje de las manos, leyendo en braile cada surco de piel pero también tus labios. Vivimos sin horarios, lejos de calendarios. Versos de pasión y no de aniversario. Todo lo que te dije, lo hice. Cicatrices que aún recuerdo en sueños cuando despertamos vecindarios. Mi más sentido bésame, bésame, besayúname, ayúdame a deshacer la cama. Te comería a versos pero me tragaría mis palabras, por eso mejor dejarnos sin habla. Perdí el sentido del amor, pero no del sarcasmo, así que te haré el humor, hasta llegar al orgasmo. Que he visto enamorados ojos de legañas, pero no hay mejores brindis que los que hacen tus pestañas. Estas en mi lista de sueños cumplidos y en el de pecados compartidos. Rompamos juntos la barrera del sonido cuando el gemino se como el ruido. Hagamos juntos todas las maldades, la dieta de los caníbales. Soy de los que siempre creyó en las señales, por eso pégame, muérdeme, déjame cardenales.'
Sé feliz con lo que tienes, porque nunca sabes donde estará tu princesa.